Restalyst, afincada en Singapur, desarrolla un nuevo método para mejorar el diagnóstico del cáncer hepático

Restalyst, afincada en Singapur, desarrolla un nuevo método para mejorar el diagnóstico del cáncer hepático

PR Newswire

SINGAPUR, 9 de noviembre de 2017

SINGAPUR, 9 de noviembre de 2017 /PRNewswire/ -- La empresa biomédica de Singapur Restalyst ha desarrollado un nuevo algoritmo para detectar el cáncer hepático con mayor precisión que mejora la sensibilidad hasta el 90%. La nueva metodología tiene en cuenta tres factores: la proteína ERBB3 asociada a la membrana, la AFP (alfafetoproteína) y la edad del paciente. Detectará e identificará el cáncer hepático de forma más eficaz, y ayudará a distinguir mejor si se trata de cáncer o de hepatitis crónica.

Normalmente, para detectar y diagnosticar el cáncer hepático se utiliza una prueba de AFP, ya que es relativamente económica, se realiza fácilmente y tiene una gran disponibilidad. Dada la baja sensibilidad de la AFP, puede haber hasta seis pacientes con carcinoma hepatocelular (CHC) que no se detecten con solo una prueba de AFP con un valor de corte de 20 ng/ml. En algunos casos, los pacientes con hepatopatía crónica, en especial aquellos con un alto grado de regeneración de hepatocitos (p.ej. el virus de la hepatitis C), pueden presentar niveles elevados de AFP sin tener cáncer. Esta prueba podría no distinguir e identificar de forma correcta a los pacientes que padecen la enfermedad de los que no la padecen.

Restalyst y el Chang Gung Memorial Hospital desarrollaron conjuntamente este nuevo algoritmo a partir de una tecnología patentada creada por el profesor Hsieh Sen Yung, del Chang Gung Memorial Hospital de Taiwán. Puede identificar mejor la presencia de cáncer hepático que la prueba de AFP por sí sola y ha recibido el marcado CE-IVD, requisito de la Directiva de la Unión Europea de Dispositivos Médicos de diagnóstico in vitro.

Restalyst presentará el uso del algoritmo en MEDICA 2017, un foro mundial sobre tecnología médica que tendrá lugar del 13 al 16 de noviembre en Düsseldorf (Alemania), en el estand 74 del pabellón 3, como parte de la sección de Singapur.

El CHC es la forma más frecuente de cáncer hepático y provoca hasta un millón de muertes al año en todo el mundo. Cada año, en el mundo se diagnostican sobre medio millón de nuevos casos de CHC, que aparece con más frecuencia en personas con hepatopatías crónicas como cirrosis provocada por infección por el virus de la hepatitis B o C o por la exposición a toxinas como el alcohol o las aflatoxinas.

Si se coge a tiempo, el CHC se puede sanar con cirugía o mediante un trasplante. En casos más avanzados en los que no es posible la curación, los pacientes pueden recibir tratamiento y apoyo que les ayuden a vivir más tiempo y mejor. Los pacientes con CHC tienen una tasa de supervivencia baja (5 años en menos del 5 por ciento de los casos), y aquellos en fase inicial que reciben un tratamiento con potencial de sanación, como un trasplante de hígado o la extirpación, cuentan con un pronóstico más favorable (5 años entre el 40 y el 70 por ciento de los casos).

Ivan Lim
+65-6543-3640
ivan.lim@reste-group.com

 

 

Voltar noticias em Espanhol