Mei Hing Chak es la primera ganadora de la Medalla Carnegie de Filantropía de China continental

Mei Hing Chak es la primera ganadora de la Medalla Carnegie de Filantropía de China continental

PR Newswire

NUEVA YORK, 24 de noviembre de 2017

- La primera ganadora de la Medalla Carnegie de Filantropía de China continental, Mei Hing Chak, proyecta la filantropía china al ámbito internacional

NUEVA YORK, 24 de noviembre de 2017 /PRNewswire/ -- Recientemente se ha celebrado en Nueva York la ceremonia de premios de la Medalla Carnegie de Filantropía de 2017. Las instituciones Carnegie otorgaron la Medalla Carnegie de Filantropía a nueve filántropos en reconocimiento a su destacado e innovador liderazgo en materia de filantropía. Una de las premiadas resultó ser la presidenta de la Heungkong Charitable Foundation (Fundación Benéfica Heungkong), Mei Hing Chak, quien se convirtió en la primera ganadora de la Medalla Carnegie de Filantropía procedente de China continental y la segunda ganadora china tras Li Ka-shing.

Antes de recibir la prestigiosa Medalla Carnegie de Filantropía, Mei Hing Chak y su marido, Chi Keung Lau, habían creado un legendario negocio de la nada. Desde que establecieron su negocio hace más de 20 años, han transformado Heungkong Group en un conglomerado que abarca la logística comercial, el desarrollo urbano, los servicios financieros, la atención sanitaria, la educación y el turismo, así como el procesamiento de metales y la energía. La han calificado como una de las 50 principales empresas privadas de China.

Mei Hing Chak becomes mainland China’s first Carnegie Medal of Philanthropy recipient

Una representante de la caridad de China

La Fundación Carnegie creó la Medalla Carnegie de Filantropía, que se entrega cada dos años a personas que comparten el mismo espíritu de entrega que su fundador Andrew Carnegie. Siendo uno de los premios a la filantropía que goza de mayor reconocimiento en el mundo, la selección de los galardonados con Medalla Carnegie de Filantropía se realiza en el secreto más absoluto, sin que ninguno de los presentadores ni de los potenciales ganadores del premio tenga la más mínima idea de antemano sobre quién podría ser el ganador. Por este motivo, Mei Hing Chak se quedó asombrada cuando se le informó de que era la ganadora real.

Mei Hing Chak lleva más de 20 años involucrada en el ámbito de la filantropía.

Las 22 instituciones Carnegie de Estados Unidos y Europa nominan a los medallistas, mientras que siete de ellos continúan a la selección final. A los premiados se les reconoce como agentes catalizadores del bien cuyas acciones filantrópicas han tenido un impacto significativo y duradero en un ámbito, nación o comunidad en concreto.

El decano del Instituto de Filantropía de la Universidad de Tsinghua, Wang Ming, afirmó que el hecho de que Mei Hing Chak ganase la medalla no era solamente un honor personal, sino que también constituía una prueba del sólido desarrollo del bienestar público moderno en China, que ha obtenido un gran reconocimiento en el ámbito internacional.

Mei Hing Chak estableció la primerísima fundación privada de China

Al inicio de su trayectoria filantrópica, Mei Hing Chak donó fondos a fundaciones benéficas de financiación pública y, sin embargo, se sentía frustrada por no poder elegir los proyectos que consideraba importantes y que reflejaban su visión. En 1998, decidió establecer su propia fundación benéfica. Sin embargo, en ese momento, China no permitía que ni personas ni empresas privadas constituyeran fundaciones benéficas. En 2005, una vez que el país flexibilizó la restricción, Mei Hing Chak se convirtió en la primera persona que solicitó hacer uso del derecho a establecer una fundación benéfica y recibió la aprobación por parte del Gobierno. El número de registro de la Fundación Benéfica Heungkong con la forma jurídica de fundación privada (lo que se denomina en China "institución benéfica sin financiación pública") es el 001, hecho que indica que fue la primera de China.

Desde sus comienzos, la Fundación Benéfica Heungkong se ha consagrado a proporcionar apoyo educativo, mitigar la pobreza y proporcionar ayuda y operaciones de emergencia en caso de desastres en 18 provincias y ciudades, incluidas Guangdong, Guizhou y Sichuan. En 2007, la fundación lazó el programa "Five 1000" (cinco 1000): construyendo 1000 bibliotecas, ayudando a 1000 alumnos desfavorecidos, y dirigiendo 1000 actividades gracias al trabajo de voluntarios. Tras años de expansión, la Fundación Benéfica Heungkong cuenta ahora con un equipo de casi 20.000 voluntarios, cuya ayuda en total asciende a más de 100.000 casos de trabajos voluntarios, lo que ha beneficiado a más de 3 millones de personas.

Un posicionamiento preciso: la ayuda a los desfavorecidos mediante la educación y la prestación de atención sanitaria

La Fundación Benéfica Heungkong se ha centrado en ayudar a los menos afortunados a través de la educación y la prestación de ayuda y operaciones de emergencia en casos de desastres. Tras una década de experiencia, Mei Hing Chak planea darle a la fundación un posicionamiento más preciso, a través del cual su enfoque se centraría en ayudar a los menos afortunados mediante la educación y la prestación de atención sanitaria. En el ámbito educativo, la fundación se centrará en dos programas: la construcción de bibliotecas y el apoyo a estudiantes universitarios desfavorecidos. En el ámbito sanitario, Mei Hing Chak planea donar 1000 millones de yuanes (150 millones de dólares aproximadamente) a fundaciones benéficas dedicadas a la atención sanitaria. Mediante las fundaciones benéficas, los fondos se donarán a hospitales especializados que proporcionarán asistencia médica en áreas desfavorecidas y para los menos afortunados. Al contrario que los proyectos benéficos tradicionales, este proyecto puede generar un flujo de tesorería por sí mismo mediante el funcionamiento de los hospitales y, por tanto, financiar su futuro desarrollo.

Imagen: https://mma.prnewswire.com/media/607621/Mei_Hing_Chak___Carnegie_Medal_of_Philanthropy_recipient.jpg

Voltar noticias em Espanhol