Deloitte pone de manifiesto la falta de confianza de los milenials en las empresas y preparación para la Industria 4.0

Deloitte pone de manifiesto la falta de confianza de los milenials en las empresas y preparación para la Industria 4.0

PR Newswire

NUEVA YORK, 15 de mayo de 2018

- Deloitte descubre que la confianza de los milenials en las empresas sufre duro revés y que no se sienten preparados para la Industria 4.0

- Los milenials y la generación Z muestran menos lealtad y menos confianza hacia las empresas.

- Sin confiar en las motivaciones y la ética de las compañías, los encuestados demandan que los líderes empresariales tengan un impacto positivo en el mundo en general.

- A medida que los niveles de lealtad decrecen, la diversidad y flexibilidad son factores claves para garantizar la retención mientras la economía gig se expande.

- Los milenials y la generación Z no se sienten preparados para los cambios de la Industria 4.0; quieren que las empresas les ayuden a desarrollar las habilidades necesarias para el éxito.

NUEVA YORK, 15 de mayo de 2018 /PRNewswire/ -- Tras un año marcado por importantes cambios en las esferas social y geopolítica, los milenials y la generación Z están dando la voz de alarma a las empresas para que aumenten sus esfuerzos e influyan de manera positiva en el mundo general, según el séptimo estudio anual Millenial Survey de Deloitte. Aunque algunos líderes han empezado a tratar asuntos sociales, los milenials se han vuelto más escépticos sobre las motivaciones y la ética general de las empresas. Estas conclusiones se extrajeron de un estudio realizado a 10.455 milenials de 36 países. También se preguntó sobre su opinión acerca de las empresas a casi 1850 encuestados de la generación Z a punto de entrar en el mercado laboral.

As used in this document, "Deloitte" means Deloitte LLP. Please see www.deloitte.com/us/about for a detailed description of the legal structure of Deloitte LLP and its subsidiaries. Certain services may not be available to attest clients under the rules and regulations of public accounting. (PRNewsFoto/Deloitte)

Los dos estudios anteriores de Deloitte sugerían que los milenials se sentían cada vez más optimistas sobre las motivaciones y ética de las empresas. Sin embargo, en 2018 se observó un cambio drástico, ya que las opiniones sobre las empresas alcanzaron sus niveles más bajos de los últimos cuatro años. Hoy en día, menos de la mitad de los milenials creen que las empresas se comportan de manera ética (48% frente al 65% en 2017) y que los líderes se comprometen a ayudar a mejorar la sociedad (47% frente a un 62%).

Tal y como se ha destacado durante los últimos seis años, los milenials (y ahora también la generación Z) están sumamente sintonizados con el amplio papel que las empresas desempeñan en la sociedad, y creen casi unánimemente que el éxito empresarial debería medirse más allá del rendimiento financiero. Creen que las prioridades de las empresas deberían ser: crear empleos, innovar, fomentar la carrera y vida de sus empleados, y tener un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. Sin embargo, cuando se les preguntó en qué se centraban sus organizaciones, mencionaron que en generar beneficios, impulsar la eficacia, y producir o vender bienes y servicios; las tres áreas en que, en su opinión, menos deberían centrarse. Admiten que las empresas tienen que conseguir beneficios para alcanzar las prioridades que los milenials ansían, pero creen que estas deberían pretender alcanzar un equilibrio de objetivos más amplio aparte del rendimiento financiero.

"Los resultados de la encuesta de este año indican que los rápidos cambios sociales, tecnológicos y geopolíticos del último año han tenido un gran impacto en los milenials", explica Punit Renjen, consejero delegado de Deloitte Global. "Este grupo siente que los líderes empresariales han dado demasiada importancia a las agendas de sus compañías sin considerar su contribución a la sociedad general. Las empresas necesitan identificar modos en los que puedan tener un impacto positivo en las comunidades con las que trabajan y centrarse en asuntos como la diversidad, la inclusión y la flexibilidad, si quieren ganarse la confianza y la lealtad de los trabajadores milenials y de la generación Z".

La brecha de confianza da una oportunidad a los líderes empresariales
Si bien la opinión de los milenials sobre las empresas se ha deteriorado notablemente, su confianza en los líderes políticos es aún más baja. A la pregunta de si ciertos grupos (como líderes de ONG/organizaciones sin ánimo de lucro, líderes corporativos, religiosos y políticos) tenían un impacto positivo o negativo en el mundo, solo el 19% de los milenials contestaron que los políticos tenían un impacto positivo (comparado al 71% que opinaba que tenían un impacto negativo).

Por el contrario, el 44% de los milenials creen que los líderes empresariales tienen un impacto positivo, y todavía albergan esperanza sobre la capacidad de las empresas de promover un cambio significativo en la sociedad. Tres cuartos de los milenials creen que las empresas multinacionales tienen el poder de ayudar a resolver los retos económicos, medioambientales y sociales de la sociedad. Estas conclusiones sugieren que los milenials creen que las empresas tienen la obligación de involucrarse para mejorar la sociedad más allá de crear puestos de trabajo y generar beneficios.

Los niveles de lealtad decrecen; diversidad/inclusión, y flexibilidad son las claves para la retención
Los niveles de lealtad han retrocedido a donde se encontraban hace dos años. Entre los milenials, el 43% concibe dejar su trabajo en los próximos dos años, y solo un 28% planea quedarse más de cinco años. Esto representa una brecha de 15 puntos, 7 puntos porcentuales más que el año pasado. Entre los milenials que estarían dispuestos a dejar sus empleos en los próximos dos años, el 62% considera la economía gig como una alternativa viable al empleo a tiempo completo. La lealtad es incluso más baja entre los emergentes empleados de la generación Z, de los que el 61% afirma que dejaría su trabajo actual en dos años si tuviera la oportunidad.

Así que, ¿cómo podrían retenerlos las empresas? Tanto los milenials como la generación Z dan una gran importancia a factores como la tolerancia y la inclusión, el respeto y los diferentes modos de pensar. Mientras que el salario y la cultura atraen esta cohorte a los empleadores, la diversidad, la inclusión y la flexibilidad son la clave para mantener felices a los milenials y la generación Z. Los que trabajan por cuenta ajena se percataron de que tener una plantilla diversa y equipos directivos sénior harían más probable que quisieran quedarse en el trabajo cinco o más años. Entre los encuestados de la generación milenial y Z que afirmaron querer quedarse en su empleo actual al menos cinco años, el 55% destacó la mayor flexibilidad en cuanto a dónde y cuándo trabajan ahora, en comparación con tres años antes.

La Industria 4.0 no consigue que los milenials ni la generación Z se sientan preparados
Los milenials y la generación Z tienen muy claro que la Industria 4.0 está dando forma al entorno laboral, y creen que tiene el potencial de liberar a la gente de las actividades rutinarias para centrarse más en el trabajo creativo. No obstante, muchos se sienten nerviosos ante su llegada. El 17% de todos los milenials encuestados, y el 32% de aquellos cuyas organizaciones ya emplean las tecnologías de la Industria 4.0 de manera extensiva, temen que sus trabajos, o parte de los mismos, vayan a ser reemplazados. Además, menos de 4 de cada 10 trabajadores milenials y 3 de cada 10 trabajadores de la generación Z creen tener las destrezas necesarias para alcanzar el éxito, y esperan que las empresas les ayuden en esta nueva era.

Los encuestados buscan orientación y ayuda más allá del conocimiento técnico. Los jóvenes profesionales buscan ayuda especialmente para desarrollar sus competencias sociales, como la confianza, habilidades interpersonales y, sobre todo en caso de la generación Z, aptitudes éticas e integridad. Sin embargo, desde su punto de vista, las empresas no están respondiendo a sus necesidades de desarrollo. Entre los encuestados, solo el 36% de los milenials y el 42% de la generación Z contestaron que sus empleadores les ayudaban a entender los cambios relacionados con la Industria 4.0 y a prepararse para los mismos.

"Los niveles fluctuantes de lealtad muestran una oportunidad única para que los negocios redoblen su apuesta para atraer y retener talento", afirma Michele Parmelee, líder de Talento en Deloitte Global. "Las empresas necesitan escuchar qué nos dicen los milenials e imaginar de nuevo cómo conciben las empresas la gestión de talento en la Industria 4.0, empleando un enfoque renovado sobre el aprendizaje y el desarrollo para ayudar a que todas las personas crezcan en sus carreras laborales durante toda su vida".

"El estudio muestra que los milenials y la generación Z de China creen en un futuro mejor; más del 80% esperan estar en una mejor situación que sus padres y creen que la 'Industria 4.0' les ayudará en sus trabajos, en vez de entorpecerles", explica Jungle Wong, director general de Talento para Deloitte China.

"Al mismo tiempo, son como sus iguales del resto del mundo, ya que tienden a pensar que los líderes empresariales se centrarán en sus propias agendas, y no en la sociedad a gran escala. Mantener a la generación Z interesada en su trabajo va a convertirse en una ardua tarea; más de la mitad no esperan permanecer en su trabajo actual más de dos años, y menos de 1 de cada 10 planean quedarse más de cinco".

Acerca del estudio
El informe de 2018 se basa en las opiniones de 10.455 milenials encuestados en más de 36 países. Los milenials incluidos en este estudio nacieron entre enero de 1983 y diciembre de 1994, y representan un grupo específico de esta generación: han obtenido una titulación superior/universitaria, y trabajan a tiempo completo, sobre todo en grandes organizaciones del sector privado. Los milenials están ocupando cada vez más posiciones sénior desde las que pueden influir cómo sus organizaciones se enfrentan a los retos de la sociedad.

Este informe también incluye respuestas de 1844 encuestados de la generación Z de Australia, Canadá, China, India, el Reino Unido y los Estados Unidos. Los encuestados de la generación Z nacieron entre enero de 1995 y diciembre de 1999. Todos ellos están cursando su primera carrera o acaban de graduarse. Más de un tercio trabaja a tiempo completo (16%) o a tiempo parcial (21%).

Acerca de Deloitte

Deloitte abarca una o más de las empresas de Deloitte Touche Tohmatsu Limited (DTTL), su red mundial de firmas y las entidades relacionadas con ellas. DTTL (también denominada Deloitte Global) y sus firmas asociadas son entidades legalmente independientes. DTTL no proporciona servicios a clientes. Para obtener más información, visite www.deloitte.com/about.

Deloitte es proveedor mundial líder en auditorías y seguros, consultoría, asesoramiento financiero y sobre riesgos, asuntos fiscales y servicios relacionados. Nuestra red de firmas implantadas en más de 150 países y territorios da servicio a cuatro de cada cinco empresas de la lista Fortune Global 500®. Encontrará más información sobre cómo las aproximadamente 264.000 personas que forman Deloitte crean un impacto que deja huella en www.deloitte.com.

Logo - https://mma.prnewswire.com/media/690458/Deloitte_Logo.jpg

Voltar noticias em Espanhol