El control intensivo de la presión arterial reduce el riesgo de DCL y el riesgo combinado de DCL y demencia

El control intensivo de la presión arterial reduce el riesgo de DCL y el riesgo combinado de DCL y demencia

PR Newswire

CHICAGO, 25 de julio de 2018

El estudio muestra el control intensivo de la presión arterial reduce el riesgo de deterioro cognitivo leve (DCL) y el riesgo combinado de DCL y demencia

Además: El estudio del análisis genómico del Alzheimer puede hacer posible un enfoque basado en la medicina de precisión.

CHICAGO, 25 de julio de 2018 /PRNewswire/ -- Por primera vez, se ha logrado una reducción significativa del riesgo de deterioro cognitivo leve (DCL)* y de la combinación de DCL con demencia**, gracias a una disminución radical de la presión arterial sistólica, según los resultados de SPRINT MIND Study, un nuevo estudio de investigación llevado a cabo con financiación federal, que se ha presentado en la Conferencia Internacional de la Alzheimer's Association  (AAIC, por sus siglas en inglés) celebrada este año de 2018 en Chicago.

(PRNewsfoto/Alzheimer's Association Interna)

Jeff D. Williamson, MD, MHS, profesor de Medicina Interna y Epidemiología, además de jefe de la Sección de Gerontología y de Medicina Geriátrica en la escuela de medicina Wake Forest School of Medicine, quien presentó estos resultados en la edición 2018 de la AAIC, declaró: «Se trata del primer ensayo clínico aleatorio que logra demostrar una reducción en la aparición de nuevos casos de DCL, así como del riesgo combinado de DCL y demencia».

Las conclusiones de este ensayo clínico de gran escala y a largo plazo aportan la prueba más contundente hasta el momento acerca de la reducción del riesgo de DCL y de demencia, gracias al tratamiento de la presión arterial alta, que es una de las causas principales de enfermedades cardiovasculares en todo el mundo.

Por su parte, la Dra. María C. Carrillo, PhD, responsable científico (Chief Science Officer) de la Alzheimer's Association, afirma: «Este estudio muestra de la forma más concluyente hasta el momento que se pueden tomar medidas, especialmente con respecto a los factores de riesgo asociados a enfermedades cardiovasculares, para reducir el riesgo de DCL y de demencia. A fin de disminuir el número de nuevos casos de DCL y de demencia en todo el mundo, debemos hacer todo lo que podamos, como profesionales e individuos, para bajar la presión arterial a los niveles que se indican en el estudio, lo que sabemos que redunda positivamente en cuanto a riesgos cardiovasculares».

Carrillo señaló que estos resultados concuerdan con los últimos datos de población, que muestran una reducción en la aparición de nuevos casos de demencia en culturas occidentales desarrolladas. Este menor índice de demencia puede deberse al hecho de que estas sociedades han comenzado a mejorar el control de los factores de riesgo asociados a enfermedades cardiovasculares, gracias a la gestión de medicamentos, un menor número de fumadores y una mayor concienciación acerca de estilos de vida saludables.

La Alzheimer's Association propone 10 formas de mimar a tu cerebro, basadas en las últimas investigaciones científicas.

Carrillo sugiere, además, que «el futuro en cuanto a la reducción del DCL y de demencia puede radicar en tratar a la persona en su conjunto, combinando medicamentos con intervenciones sobre los factores de riesgo modificables, tal y como hacemos en la actualidad con las enfermedades cardíacas. Este nuevo hallazgo sobre la presión arterial mejora nuestro nivel de anticipación para el U.S. POINTER Study, que incluye la gestión de factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares como parte de una intervención multifacética en el estilo de vida».

El estudio U.S de la Alzheimer's Association para proteger la salud cerebral a través de una intervención en el estilo de vida encaminada a reducir riesgos (U.S. POINTER) es un ensayo clínico de dos años, financiado por la Alzheimer's Association, a fin de evaluar si las intervenciones en el estilo de vida de las personas pueden proteger la función cognitiva en adultos mayores con un mayor riesgo de deterioro cognitivo. Entre las intervenciones se cuentan el ejercicio físico, asesoramiento y modificación de la dieta, estimulación social y cognitiva, además de la mejora en la autogestión del estado de salud.

El control intensivo de la presión arterial reduce de forma significativa la aparición de nuevos casos de DCL, así como del riesgo combinado de DCL y demencia: SPRINT MIND Study
En la edición 2018 de la AAIC, Williamson y su equipo presentaron los resultados preliminares relacionados con el riesgo de demencia y de deterioro cognitivo, obtenidos en el ensayo de intervenciones en la presión arterial sistólica (Systolic Blood Pressure Intervention Trial; SPRINT). SPRINT es un ensayo clínico aleatorio que compara dos estrategias de gestión de la presión alta (hipertensión) en adultos mayores: una estrategia intensiva con un objetivo de presión arterial sistólica de menos de 120 mm Hg, frente al tratamiento tradicional que persigue mantener la presión arterial en menos de 140 mm Hg. Con anterioridad, SPRINT ya había demostrado que un control más intensivo de la presión arterial reducía el riesgo de morbilidad cardiovascular y de mortalidad (NEJM, 26-11-15). Las conclusiones de SPRINT sirvieron para elaborar las orientaciones clínicas sobre presión arterial emitidas en 2017 por la American Heart Association (asociación cardíaca estadounidense) y el American College of Cardiology (colegio estadounidense de cardiología).

Por su parte, el estudio sobre los efectos que una menor hipertensión tiene en la memoria y en la cognición (SPRINT Memory and Cognition IN Decreased Hypertension; SPRINT MIND) investigó si el tratamiento con el objetivo de mantener un nivel más bajo de presión arterial reducía el riesgo de desarrollar demencia y/o deterioro cognitivo leve, y si reducía el volumen total de lesiones en materia blanca del cerebro, según lo mostrado en imágenes por resonancia magnética (MRI).

En el estudio participaron 9361 adultos mayores hipertensos, con un riesgo más alto de sufrir enfermedades cardiovasculares (basado en las tablas de riesgo de Framingham), pero a los que no se les había diagnosticado diabetes, demencia o un accidente cerebrovascular previo. La edad media era de 67,9 años (35,6% mujeres). 8626 participantes (92,1%) completaron al menos una evaluación cognitiva de seguimiento. El principal resultado que perseguía SPRINT MIND era ver la incidencia probable de demencia. Entre los resultados secundarios, se incluían el DCL y un resultado compuesto de DCL y/o demencia probable. Todos los resultados fueron juzgados por un panel de expertos que desconocía a qué grupo de tratamiento pertenecían los participantes.

La selección de participantes para SPRINT comenzó en octubre de 2010. En un año, la presión arterial sistólica media era de 121,4 mm Hg en el grupo de tratamiento intensivo, mientras que en el grupo de tratamiento estándar era de 136,2 mm Hg. El tratamiento se interrumpió en agosto de 2015, puesto que el beneficio en términos de enfermedades cardiovasculares se demostró tras una mediana de seguimiento de 3,26 años. No obstante, la evaluación cognitiva continuó hasta junio de 2018.

Intervención: según lo publicado el 26-11-15 en la revista científica médica NEJM, «Todas las clases principales de agentes antihipertensivos se incluyeron en el formulario y se administraron sin costo a los participantes. Los investigadores de SPRINT también podían prescribir otros medicamentos antihipertensivos (no aportados por el estudio). El protocolo alentaba, pero no obligaba, a emplear los tipos de medicamentos para los que existía una mayor evidencia en cuanto a la reducción de episodios cardiovasculares, como los diuréticos tipo tiazidas (recomendados como agentes de primera línea) y los bloqueadores beta-adrenérgicos (para los que padecieran enfermedades coronarias)».

«Los participantes se sometieron a una consulta mensual durante los primeros 3 meses, a partir de lo que se les vio una vez cada 3 meses. Los medicamentos suministrados a los participantes en el grupo de tratamiento intensivo se ajustaron mensualmente para lograr una presión arterial sistólica de menos de 120 mm Hg. La medicación de los participantes en el grupo de tratamiento estándar se ajustó para lograr una presión arterial de 135 a 139 mm Hg, cuya dosis se reducía si la presión arterial sistólica estaba por debajo de 130 mm Hg en alguna de las visitas o si se mantenía inferior a 135 mm Hg durante dos consultas consecutivas…Se alentó una modificación en el estilo de vida como parte de la estrategia de gestión».

En el estudio SPRINT MIND, los investigadores encontraron una diferencia estadísticamente significativa en un índice del 19 por ciento menor de nuevos casos de DCL (p=0,01) en el grupo de tratamiento intensivo de presión arterial. El resultado combinado de DCL más probable demencia era de un 15 por ciento menos (p=0,02) en el grupo de tratamiento intensivo, frente al de tratamiento estándar. No se halló una reducción estadísticamente significativa en la probabilidad de demencia por sí sola (HR=0,83; p=0,10).

Acontecimientos adversos— Según lo publicado en el NEJM el 26-11-15, «Se dieron acontecimientos adversos en 1793 participantes del grupo de tratamiento intensivo (38,3%) y en 1736 participantes del grupo de tratamiento estándar (37,1%) (cociente de riesgo con tratamiento intensivo: 1,04; P=0,25). En el grupo de tratamiento intensivo se produjeron más frecuentemente que en el grupo de tratamiento estándar acontecimientos adversos graves de hipotensión, síncope, anormalidades electrolíticas y daño renal grave o fallo renal grave, pero no caídas con lesiones ni braquicardia. La hipotensión ortostática, evaluada durante las consultas, era significativamente menos común en el grupo de tratamiento intensivo. Un total de 220 participantes en el grupo de tratamiento intensivo (4,7%), así como 118 participantes en el grupo de tratamiento estándar (2,5%), sufrieron acontecimientos adversos graves que se clasificaron como posiblemente o definitivamente relacionados con la intervención (cociente de riesgo: 1,88; P<0,001) [aunque el número total de acontecimientos adversos graves por grupo no variaba]. La magnitud y patrón de las diferencias en cuanto acontecimientos adversos según el tratamiento asignado entre participantes de 75 años o más eran similares a los de la cohorte en su conjunto».

Williamson apuntó: «Estos resultados refrendan que es necesario mantener un buen control de la presión arterial, especialmente en personas de más de 50 años. Una baza importante de SPRINT-MIND es que el 30 por ciento de los participantes eran afroamericanos y el 10%, hispanos».

Williamson añade: «Esto es algo que los médicos y la mayoría de sus pacientes con presión arterial alta deberían hacer ya para mantener corazones (y cerebros) más sanos. Estos nuevos resultados sobre cómo mantener la salud cognitiva son otro motivo contundente para comenzar y mantener cambios saludables en el estilo de vida de personas de mediana edad».

Resultados MRI de SPRINT MIND
En un resumen relacionado que se presentó en la edición 2018 de la AAIC, Ilya Nasrallah, MD, PhD, de la Universidad de Pensilvania (Filadelfia), presentó los resultados preliminares obtenidos de 673 participantes en SPRINT MIND, seleccionados para someterse a una prueba de imagen por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). Los resultados principales incluían cambios en el volumen total de lesiones de materia blanca (WML) y el volumen cerebral total (TBV). Se hicieron pruebas MRI de seguimiento a 454 participantes (67,4%) en un plazo mediano de 3,98 años post-aleatorización.

En este subestudio, el volumen WML aumentó en ambos grupos de tratamiento. Sin embargo, el aumento fue menos significativo en el grupo de tratamiento intensivo. No se encontró una diferencia estadísticamente significativa en cuanto a cambios en el volumen cerebral total.

Las lesiones en materia blanca (WML) a menudo indican enfermedades de vasos pequeños y se relacionan con accidentes cardiovasculares, demencia y una mayor mortalidad. Si bien se cree que las lesiones de materia blanca aumentan el riesgo de demencia vascular, también pueden constituir un factor de riesgo de la enfermedad de Alzheimer. La gente que sufre demencia puede padecer la enfermedad de Alzheimer y lesiones en materia blanca al mismo tiempo. Hay estudios que demuestran que cuando alguien sufre de más de un tipo de cambios en el cerebro relacionados con enfermedades, las consecuencias cognitivas son mayores.

Un estudio sobre el análisis genómico de la Fase II a de Alzheimer con ANAVEX®2-73 puede abrir la puerta a un enfoque de medicina de precisión
El profesor Harald Hampel, MD, PhD, MA, MSc, de la Cátedra de Excelencia AXA Research Fund & Sorbonne University, Departamento de Neurología de la Universidad de la Sorbona (París), declara: «La medicina de precisión implica ofrecer la terapia adecuada al paciente adecuado en el momento adecuado, totalmente personalizada según la configuración biológica del paciente».

La medicina de precisión subraya la personalización e individualización de los cuidados sanitarios, con tratamientos y prácticas adaptados a la situación y necesidades específicas del paciente, teniendo en cuenta, a menudo, los genes, el entorno y el estilo de vida. En ocasiones se denomina medicina personalizada y es un enfoque frecuente en cáncer y enfermedades respiratorias.

En la AAIC de 2018, Hampel y su equipo presentaron los resultados de un innovador intento de avanzar hacia la medicina de precisión en ensayos con terapias frente al Alzheimer. Anavex Life Sciences (AVXL) realizó un ensayo de fase II a de 57 semanas con ANAVEX®2-73, un receptor sigma-1 agonista selectivo, con 32 personas aquejadas de un nivel leve a moderado de Alzheimer. Se analizó el genoma de ADN y ARN entero de todos los participantes en el estudio, con lo que se analizó un total de 33.311 genes y 860 vías.

La empresa identificó distintos variantes genéticos que influían en la respuesta al medicamento, incluidos SIGMAR1, que es el objetivo de ANAVEX®2-73, y COMT, un gen implicado en la función de la memoria. El estudio concluyó que, excepto en gente con estos variantes (~20% del grupo de estudio) — es decir, que para el 80% de la población— se mejoraban las puntuaciones en pruebas de referencia sobre cognición (MMSE) y en actividades cotidianas (ADCS-ADL) (p<0,05).

Hampel afirma: «Este estudio representa un alentador paso adelante que deja atrás la búsqueda de un medicamento panacea en lo que respecta el Alzheimer, con lo que se avanza en la terapia personalizada, tras los éxitos cosechados en el ámbito de la oncología. Pensamos que un enfoque basado en medicina de precisión nos permitirá tratar de forma más precisa y prevenir rasgos fundamentales detrás de la aparición y el avance del Alzheimer. Veremos los resultados de varios estudios en ciernes o en curso, basados en este nuevo enfoque».

Según la empresa, los marcadores de esta selección de pacientes se aplicarán en una próxima fase II b / III del estudio con ANAVEX®2-73.

The Alzheimer's Association International Conference® (AAIC®)
La Conferencia Internacional de la Asociación del Alzheimer (AAIC) es la mayor reunión mundial en la que se dan cita investigadores de todo el mundo especializados en Alzheimer y otras demencias. Como parte del programa de investigación de la Asociación del Alzheimer, AAIC sirve como un catalizador para generar conocimientos sobre la demencia y fomentar una vital comunidad colegial de investigación.

Página de inicio AAIC 2018: alz.org/aaic
Sala de prensa AAIC 2018: alz.org/aaic/press  

Acerca de la Alzheimer's Association®
La Asociación de Alzheimer es la organización de salud voluntaria más pionera en lo referente al cuidado, apoyo e investigación del Alzheimer. Nuestra misión es erradicar la enfermedad del Alzheimer por medio de los avances de la investigación científica; ofrecer y mejorar el cuidado y el apoyo a todos los afectados; y reducir el riesgo de demencia promoviendo la salud cerebral. Nuestra visión es un mundo sin Alzheimer. Visite alz.org o llame al +1 800.272.3900.

*Deterioro cognitivo leve (DCL)— El DCL provoca un declive leve pero perceptible y cuantificable en las habilidades cognitivas, incluida la memoria y destrezas de pensamiento. Los cambios, sin embargo, no son lo suficientemente graves como para afectar la vida cotidiana o la función independiente. Una persona aquejada de DCL corre un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer u otra forma de demencia. Ahora bien, el DCL no siempre desemboca en demencia. En algunas personas, se revierte el DCL y se recupera una cognición normal, o el DCL se mantiene estable.

**Demencia — Término genérico que abarca la pérdida de memoria y de otras habilidades cognitivas, lo suficientemente grave como para afectar el día a día. La demencia no es una enfermedad concreta, sino una denominación que describe una serie de síntomas. La enfermedad de Alzheimer es responsable del 60 al 80 por ciento de casos de demencia. La demencia vascular, provocada por un accidente cerebrovascular, es el segundo tipo de demencia más frecuente. Hay otras enfermedades que pueden producir síntomas de demencia, incluidas algunas que son reversibles, como problemas con el tiroides o la avitaminosis.

***Enfermedad de Alzheimer y demencia causada por la enfermedad de Alzheimer— La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia que causa trastornos de la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Los síntomas suelen desarrollarse de forma lenta y empeoran con el tiempo, hasta ser lo suficientemente graves como para interferir en el día a día. Los principales sospechosos de producir el daño y causar la muerte de células nerviosas en el Alzheimer son dos estructuras anormales denominadas placas y ovillos. Las placas son depósitos de un fragmento de proteína llamado beta-amiloide, que se acumula en los espacios entre las células nerviosas. Los ovillos son fibras retorcidas de otra proteína llamada tau, que se acumula dentro de las células. La destrucción y muerte de las células nerviosas es lo que provoca el fallo de memoria, los cambios en la personalidad, y los problemas a la hora de realizar actividades cotidianas, así como otros síntomas relacionados con la demencia de la enfermedad de Alzheimer.

Logo - https://mma.prnewswire.com/media/721324/AAIC_2018_Logo.jpg

Voltar noticias em Espanhol