Astana Club: El mundo se enfrenta a una ralentización económica, que llevará a conflictos en 2019

Astana Club: El mundo se enfrenta a una ralentización económica, que llevará a conflictos en 2019

PR Newswire

ASTANA, Kazakstán, November 16, 2018

ASTANA, Kazakstán, November 16, 2018 /PRNewswire/ --

El mundo se enfrenta a importantes crisis en el año 2019 con la escalada de la confrontación militar-política y las guerras comerciales, tragedias humanitarias y desastres medioambientales, según un estudio realizado por 30 expertos mundiales destacados. El estudio, titulado "Global Risks for Eurasia in 2019", se presentó como parte de la cuarta reunión anual de Astana Club, un foro de debate internacional, celebrado los días 12 y 13 de noviembre en Astana, Kazakstán. La sesión plenaria la puso en marcha el presidente de Kazakstán, Nursultan Nazarbayev.

     (Photo: https://mma.prnewswire.com/media/785867/Astana_Club.jpg )

El estudio lo preparó un equipo de expertos del Institute of World Economics and Politics encabezado por su director, Yerzhan Saltybayev. El estudio se basó en las opiniones proporcionada por más de 30 expertos y políticos mundiales, incluyendo varios antiguos responsables de estado y premios Nobel. Además, más de 1.000 expertos procedentes de 60 países proporcionaron su apoyo por medio de cuestionarios. 

Entre los autores más destacados del estudio se encuentran gurús geopolíticos y de previsiones estratégicas y premios Nobel - Robert Kaplan, asesor senior de Eurasia Group, Dan Smith, director del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI), Mathew Burrows, director de la Atlantic Council's Strategic Foresight Initiative, Matthew Rojansky, director del Kennan Institute en el Woodrow Wilson Center, Rajendra Pachauri, premio Nobel de la Paz y director general del World Forum on Sustainable Development y Mohamed ElBaradei, director general de la International Atomic Energy Agency (1997-2009), y ganador del premio Nobel de la Paz en 2005.

El estudio señala los 10 principales riesgos mundiales para Eurasia de cara a 2019, como: escalada de las confrontaciones entre China y Estados Unidos; expansión a escala completa de las guerras comerciales; la Gran Guerra en Oriente Medio; degradación superior de las relaciones entre Rusia y Occidente; "descongelación" de las zonas conflictivas en Eurasia; crecimiento del separatismo y conflictos de etnia y confesionales; intensificación de los retos medioambientales y del agua; fortalecimiento y evolución de las ciber-amenazas: comienzo de una nueva carrera armamentística y riesgo de destacados desastres nucleares y de tecnología.       

La mayoría de los expertos que han participado en el proyecto advirtieron del aumento de la vulnerabilidad mundial para con los riesgos mundiales. Los dos riesgos más destacados se asocian a dos áreas de confrontación entre Estados Unidos y China. El primero es el entorno militar-político - en el que está implicada la desconfianza mutual y la competición creciente para el dominio de Asia. Estados Unidos fortalecerá su política de contención de China, fortaleciendo el consenso anti-China dentro de la región de Asia-Pacífico. Esto provocará una respuesta de China, que buscará hacer frente a la presión.

La segunda área está relacionada con la guerra comercial entre dos gigantes que comenzó a mediados de 2018. Las restricciones de las tarifas seguro que se amplían, consiguiendo una ralentización de las economías en ambos países. El efecto de las medidas de protección "derramándose" hacia otros mercados se puede ver también como un resultado. La ralentización del comercio mundial y de las inversiones estará causadas por las restricciones comerciales en todo el mundo. 

Las consecuencias de la retirada de Estados Unidos en el acuerdo nuclear con Irán desencadenarán una guerra a gran escala con Oriente Medio.

En 2019, las relaciones entre Rusia y Occidente seguirán deteriorándose. La presión en Moscú podría identificarse por las sanciones: los próximos objetivos podrán ser los grandes bancos de Rusia, cuyos activos en dólares podrían congelarse. 

La descongelación de las zonas conflictivas de Eurasia - los conflictos en Ucrania Oriental y Nagorno-Karabakh y Afganistán - podrían exacerbar las relaciones entre los poderes superiores y regionales. 

Existe un riesgo elevado de una ronda novedosa de violencia entre los grupos sunitas y chiitas en Oriente Medio, y en un futuro cercano muchos miles de refugiados, sobre todo musulmanes rohingyas, están en riesgo de padecer una crisis humanitaria.

La confrontación geopolítica crecerá hasta llegar a las ciber-guerras, con las centrales energéticas y redes, complejos militares-industriales y redes electrónicas recibiendo ataques. Las pérdidas de las acciones de los ciber-delincuentes están creciendo de forma dinámica, alcanzando el 1% del PYB mundial.

Un retorno a la carrera armamentística es otro de los riesgos creados por el descenso crítico en la confianza entre las grandes potencias.

El presidente Nazarbayev propuso una cifra de medidas para mitigar estos riesgos, como la creación de una plataforma de diálogo entre las principales potencias mundiales (Estados Unidos, China, Rusia y la Unión Europea9). Sugirió que la utilización de la plataforma de Astana podría servir para poner en marcha estas negociaciones.

También considera que es necesario actualizar la Helsinki Final Act de 1975, con el fin de seguir con el diálogo de no proliferación de las armas nucleares, además de trabajar en soluciones para eliminar las guerras comerciales que llevan a una ambivalencia en el comercio mundial.

El presidente Nazarbayev habló además a favor de formar una organización de seguridad colectiva en Asia con las líneas de la CICA (Conference on Interaction and Confidence Building Measures in Asia) existente. Comentó que en el futuro, esta organización, junto a la OSCE (Organization for Security and Cooperation in Europe) podrán trabajar fuera de la zona de seguridad por medio del subcontinente de Eurasia.

"Es conveniente mantener la conferencia en Astana dedicada a la seguridad en Eurasia. Y esto se puede conseguir basándose en nuestro Astana Club", sugirió el presidente.

El club está organizado por medio de la fundación del primer presidente de Kazakstán y del Institute of World Economy and Politics a través de la fundación. Más de 50 de los principales expertos internacionales, políticos y diplomáticos procedentes de 33 países del mundo participan en el Astana Club, incluyendo Austria, Afganistán, Bélgica, Egipto, Italia, Gran Bretaña, La India, Indonesia, Irán, España, China, Noruega, Rusia, Croacia, Estados Unidos, Suecia y Japón.

Contacto para medios:

Aida Haidar
+7-700-782-0648 

Voltar noticias em Espanhol