Golden Agri-Resources: el futuro del aceite de palma es la producción sostenible, no su eliminación gradual

Golden Agri-Resources: el futuro del aceite de palma es la producción sostenible, no su eliminación gradual

PR Newswire

BRUSELAS, 13 de febrero de 2019

BRUSELAS, 13 de febrero de 2019 /PRNewswire/ -- Antes de la fecha límite para la adopción del acto delegado de la Directiva de Energías Renovables (RED II) de la Unión Europea (UE) sobre el cambio indirecto del uso de la tierra (ILUC, por sus siglas en inglés), el principal productor de aceite de palma, Golden Agri-Resources (GAR), ha organizado un taller sobre las posibles consecuencias en los esfuerzos a favor de la sostenibilidad hechos por los productores y compradores de biocombustibles.

The workshop on the potential implications for the sustainability efforts of biofuel feedstock producers and buyers hosted by Golden Agri-Resources in Brussels, Belgium on 29 January 2019.

El taller Fomentando una producción sostenible de biocombustibles: cómo certificar materias primas con bajo riesgo de ILUC celebrado el 29 de enero de 2019 exploró las preocupaciones de los productores de aceite de palma que han adoptado prácticas sostenibles pero se encuentran en riesgo de sufrir sanciones injustas debido a la propuesta del acto delegado. El taller también ponía en duda las suposiciones hechas por el ILUC sobre el aceite de palma.

La RED II, que establece un objetivo general de energías renovables en la UE del 32% y un objetivo específico del 14% para el sector del transporte, ha limitado la contribución de los biocombustibles de origen vegetal al 7% del objetivo en transportes.

Las materias primas asociadas a niveles altos de deforestación deberán limitarse a los niveles de 2019 y serán eliminadas gradualmente para 2030. Para determinar qué materias primas entrarán dentro de la categoría de alto riesgo, la Comisión Europea deberá adoptar los criterios del ILUC y la idea de que utilizar las tierras de cultivo existentes para biocombustibles, en lugar de alimentos, provoca que la producción alimentaria se desplace a otros lugares (es decir, deforestación). Esto es muy difícil de cuantificar entre otras razones porque no hay un consenso científico sobre la metodología.

GAR cree que los problemas metodológicos y los sesgos inherentes a los modelos ILUC lo convierten en una mala herramienta para la elaboración de políticas. La empresa también está preocupada por el mensaje negativo que enviaría a las personas que siguen prácticas sostenibles el hecho de limitar el acceso al mercado. En lugar de esto, GAR cree que las materias primas que formen parte de la futura política energética de la UE deberían estar determinadas por un conjunto de estándares justos basados en métodos ya existentes.

Richard Ashworth, miembro del Parlamento Europeo, expuso las razones por las que apoya la promoción del aceite de palma sostenible al decir que "el aceite de palma es un cultivo increíble con una productividad extraordinaria. Ofrece unas buenas condiciones de vida a agricultores que, de otro modo, probablemente dependerían de la agricultura de subsistencia". Como agricultor y miembro de la delegación ASEAN (Asociación de Naciones del Sureste Asiático) del Parlamento Europeo, está muy familiarizado con los temas relacionados con la producción de biocombustibles de primera generación.

Aunque señala que "hay un aceite de palma bueno y uno malo" dependiendo de la forma de producción, el europarlamentario Ashworth cree que "es irresponsable etiquetar a todos los aceites de palma como malos. Este tipo de enfoque solo socava los esfuerzos de todos aquellos que están luchando para conseguir que el aceite de palma bueno y sostenible sea la norma en lugar de la excepción".

El Dr. Jannick Schmidt, un investigador de la Universidad de Aalborg que participó en el taller, advirtió sobre los posibles efectos imprevistos de eliminar gradualmente el aceite de palma: "Si la UE suspende el uso del aceite de palma y recurre a la colza como biocombustible, tendremos que producir más colza para su consumo como biocombustible a expensas de otros productos agrícolas. Esto significa que la conversión de tierras seguirá teniendo lugar en otros sitios, probablemente en países como Indonesia o Brasil, donde la tierra es barata y está disponible".

La conclusión es que "cambiar el aceite de palma por otras materias primas no nos libra de la deforestación". También compartió los resultados de su estudio sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de ciclo de vida completo de varias materias primas y demostró que el aceite de palma certificado puede tener un mejor rendimiento que la colza si se produce de forma sostenible.

Del ámbito industrial, Horacio González Alemán, asesor de la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible, lamentó que "el aceite de palma ha sido demonizado de forma irracional" y ha enfatizado la necesidad de encontrar soluciones y no simplemente indicar los problemas de la producción del aceite de palma.

El Sr. González, tras señalar la utilidad de las certificaciones a la hora de incentivar y permitir una producción sostenible, dijo que "el ISCC es el sistema de referencia de todo el aceite de palma importado para la producción de biocombustible en Europa" y añadió que "respecto al uso de productos destinados al consumo humano o la nutrición animal, el 74% del aceite de palma está certificado como sostenible, mientras que el 84% se obtiene según las políticas de No Deforestación, No Turba, No Explotación (NPDE)".

En su conjunto, los ponentes demostraron cómo una eliminación gradual e indiscriminada del aceite de palma solo perjudicaría a los esfuerzos a favor de la sostenibilidad hechos por los productores de aceite de palma de todo el mundo. GAR cree que excluir el aceite de palma no solucionaría los problemas de deforestación y de pérdida de biodiversidad, ya que los productores de aceite de palma recurrirían a mercados menos exigentes y perderían los incentivos ya proporcionados por los requisitos de sostenibilidad de la UE para las importaciones de biocombustibles.

En la clausura del taller, Agus Purnomo, el director general de Sostenibilidad y Compromiso Estratégico de las Partes Interesadas de GAR, instó a la Comisión Europea a examinar con atención cómo iba afectar la eliminación gradual del aceite de palma a las prácticas y compromisos de sostenibilidad que se han adoptado hasta la fecha.

El Sr. Purnomo indicó que si la UE quiere contribuir a alcanzar reducciones en las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global, así como mejores prácticas sociales y medioambientales, debería proporcionar los incentivos adecuados y permitir que las materias primas para biocombustibles verificadas y sostenibles contribuyan a su objetivo de energía renovable.

Según el europarlamentario Ashworth, "la solución al problema es fortalecer e impulsar sistemas de producción sostenibles. Los productores deberían contar con programas de certificación más inteligentes y estrictos controles de área. Los productores deberán ser sancionados por los gobiernos correspondientes si no cumplen con los estándares medioambientales. También tiene que verse que está en el interés de los gobiernos de los países productores luchar contra las prácticas que dañen la imagen de los productores en todo el mundo". Su conclusión es que necesitamos adoptar un enfoque positivo y constructivo "para fomentar, en lugar de inhibir, la producción sostenible de cultivos como el aceite de palma".

Imagen - https://mma.prnewswire.com/media/817211/Golden_Agri_Resources_workshop.jpg

Voltar noticias em Espanhol