Un estilo de vida saludable beneficia la memoria y podría contrarrestar el riesgo de padecer Alzheimer

Un estilo de vida saludable beneficia la memoria y podría contrarrestar el riesgo de padecer Alzheimer

PR Newswire

LOS ÁNGELES, 15 de julio de 2019

Factores de estilo de vida combinados brindan un beneficio máximo para la memoria y podrían contrarrestar el elevado riesgo de padecer
Alzheimer debido a condiciones genéticas o contaminación

INFORME DE LA CONFERENCIA ALZHEIMER´S ASSOCIATION INTERNACIONAL CONFERENCE DE 2019

LOS ÁNGELES, 15 de julio de 2019 /PRNewswire/ -- Un nuevo estudio presentado en la conferencia Alzheimer's Association International Conference (AAIC) de 2019 sugiere que un estilo de vida saludable; incluida una dieta sana, ejercicio y estimulación cognitiva; podría reducir el riesgo de deterioro cognitivo y demencia. Los investigadores también detectaron que los cambios de estilo de vida pueden reducir el riesgo incluso frente a otros factores de riesgo, incluidos factores genéticos y contaminación, y ofrecer beneficios máximos para la memoria cuando se combinan.

Cinco estudios de investigación que se presentaron en AAIC 2019 sugieren:

"Aunque no existe un remedio ni un tratamiento demostrado para el Alzheimer, un amplio cuerpo de estudios sugieren claramente que combinar hábitos saludables favorece una buena salud mental y reduce nuestro riesgo de deterioro cognitivo", comentó María C. Carrillo, doctorada, directora de ciencia de Alzheimer´s Association. "Las investigaciones que se han presentado hoy en AAIC nos proporcionan recomendaciones factibles, viables que pueden ayudarnos a llevar una vida más sana".

Para determinar si cambios multicomponentes en el estilo de vida pueden proteger la memoria y las destrezas de pensamiento en la gente con riesgo de desarrollar demencia, la Alzheimer´s Association está liderando el Estudio en EE.UU. para proteger la salud mental a través de intervenciones de estilo de vida para reducir el riesgo (U.S. POINTER). U.S. POINTER es el primer estudio que examina dichas intervenciones combinadas en una población estadounidense grande y diversa. Las intervenciones incluyen ejercicio físico, consejos y modificación nutritiva, estimulación cognitiva y social, y una mejora de la autogestión de la salud. El estudio se está realizando en cinco ubicaciones de Estados Unidos; se espera tener resultados iniciales en 2023.

La adopción de múltiples factores de vida saludable podría reducir el riesgo de padecer demencia
Un creciente número de investigaciones sugiere que la adopción de varios factores de vida saludable ofrece un beneficio máximo para la salud mental y del cuerpo. Klodian Dhana; doctor en medicina, doctorado y profesor adjunto del centro médico de Rush University en Chicago; junto con sus colegas usó datos del Chicago Health and Aging Project (CHAP; n=1431) y del Rush Memory and Aging Project (MAP; n=920), para examinar cómo un estilo de vida saludable mitiga el riesgo de padecer Alzheimer. Los investigadores se centraron en cinco factores de vida sana de bajo riesgo: dieta sana, al menos 150 minutos a la semana de actividad física moderada y vigorosa, no fumar, consumo de alcohol ligero o no consumo de alcohol y participar en actividades estimulantes a nivel cognitivo.

En un seguimiento medio de nueve años en CHAP y seis años en MAP, se encontraron 293 (21%) y 229 (25%) de casos de demencia tipo Alzheimer respectivamente. Los investigadores descubrieron que los participantes del estudio que adoptaron cuatro o cinco factores de vida saludable tuvieron un 60% de menor riesgo de padecer demencia tipo Alzheimer comparado con participantes que no siguieron ningún factor o solo uno de los factores de menor riesgo. Los investigadores detectaron que los participantes que adoptaron un factor más de estilo de vida de menor riesgo redujeron su riesgo de padecer demencia tipo Alzheimer en un 22% extra sin importar su número de factores.

"Este estudio destaca la importancia de seguir múltiples prácticas de vida saludable para reducir el riesgo de padecer demencia tipo Alzheimer", comentó Dhana. "En Estados Unidos, la observancia de un estilo de vida saludable es baja, por lo que fomentar estos factores de vida saludable debería ser el principal objetivo de las políticas de salud pública".

Un estilo de vida saludable podría contrarrestar el riesgo genético de padecer demencia
Se sabe que los factores genéticos aumentan el riesgo de padecer Alzheimer. Lo que no se sabe es si se puede contrarrestar dicho riesgo con un estilo de vida saludable. Elżbieta Kuźma, doctorada y becaria de investigación en Exeter Medical School, y su equipo usaron datos de 196383 adultos con ascendencia europea con 60 años de edad y mayores del Biobank de Reino Unido e identificaron 1769 casos de demencia en un periodo de seguimiento medio de ocho años. Los investigadores agruparon a los participantes en grupos con riesgo genético alto, intermedio y bajo de padecer demencia y estilo de vida favorable, intermedio y desfavorable basándose en su dieta, actividad física, fumador y consumo de alcohol.

Para evaluar el riesgo genético, los investigadores utilizaron una puntuación de riesgo poligenético (PRS) basada en estudios estadísticos publicados de análisis de todo el genoma de Alzheimer, incluidas las mutaciones asociadas con la enfermedad de Alzheimer. Los factores genéticos se ponderaron según el nivel de asociación con Alzheimer. Para el factor de vida saludable, los investigadores consideraron comportamientos sanos: no fumar, actividad física habitual, dieta sana y un consumo moderado de alcohol.

El equipo de investigación descubrió que los participantes con riesgo genético alto y un estilo de vida desfavorable fueron casi tres veces más propensos a desarrollar demencia comparados con los participantes con un riesgo genético bajo y estilo de vida favorable (cociente de riesgo [CR]=2,83, 95%; intervalo de confianza [IC]=2,09-3,83, p<0,001). El riesgo de padecer demencia por cualquier causa fue un 32% menor entre los participantes con riesgo genético alto que siguieron un estilo de vida favorable comparado con un estilo de vida desfavorable (CR=0,68; 95% IC=0,51-0,90, p=0,008). No se halló que los factores de riesgo modificasen de manera significativa la relación entre un estilo de vida saludable y el riesgo de padecer demencia.

"Es una investigación interesante porque demuestra que hay recomendaciones viables que podemos probar para contrarrestar el riesgo genético de padecer demencia", comentó Kuźma. "En nuestro estudio la observancia de un estilo de vida saludable estaba asociado un menor riesgo de padecer demencia con independencia del riesgo genético". 

La reserva cognitiva podría proteger al cerebro de los daños cerebrales que provoca la contaminación atmosférica
Investigaciones anteriores sugieren que vivir en lugares con alto nivel de contaminación atmosférica exterior; en especial pequeñas partículas o gotas en el aire conocidas como partículas finas; está asociado con un mayor riesgo de padecer Alzheimer y otras demencias, y puede provocar daños cerebrales y reducción del cerebro. Las investigaciones también han demostrado que el daño cerebral que provoca el Alzheimer no tiene el mismo grado de deterioro cognitivo en todas las personas que conviven con la enfermedad. Esto podría explicarse gracias a la "reserva cognitiva", la capacidad del cerebro de afrontar el impacto negativo del daño cerebral en las facultades cognitivas.

En su nueva investigación presentada en AAIC 2019, Diana Younan, doctorada, licenciada en salud pública y colaboradora científica sénior de la Universidad del Sur de California, y sus colegas, estudiaron un grupo de mujeres entre 65 y 79 años de edad del Women's Health Initiative Memory Study (n=6,113) que no padecían demencia en el momento de la inscripción para comprobar si la reserva cognitiva afecta la relación entre la exposición a la contaminación atmosférica y el riesgo de Alzheimer. Se hizo un seguimiento a las participantes del estudio; que se agruparon entre reserva cognitiva baja o alta basándose en su puntuación de función cognitiva, años de educación, situación profesional y actividad física; durante 14 años y se les hicieron pruebas anuales para detectar demencia. Los investigadores usaron modelos matemáticos para estimar los niveles de contaminación atmosférica en el hogar de las participantes.

El estudio confirmó que vivir en lugares con contaminación atmosférica alta aumentó el riesgo de padecer Alzheimer y otras demencias. Notablemente, las mujeres mayores con mayor reserva cognitiva mostraron solo un 21% del aumento del riesgo por vivir en lugares contaminados comparadas con un 113% de aumento del riesgo medioambiental en mujeres con reserva cognitiva baja. 

"Nuestro estudio demostró que participar en actividades estimulantes a nivel físico y mental es un elemento importante de la reserva cognitiva. El beneficio resultante podría proteger contra el daño que provoca la exposición a contaminación atmosférica en edad avanzada", comentó Younan.

Fumar cigarros podría reducir la función cognitiva desde la mediana edad
Fumar podría ser un factor de riesgo en el envejecimiento cognitivo, pero pocos estudios han observado como la trayectoria de fumar está vinculada con la función cognitiva en edad avanzada. En un nuevo estudio de investigación de Amber Bahorik; doctorada, licenciatura en trabajo social e investigadora postdoctoral en la Universidad de California, San Francisco, y un equipo dirigido por Kristine Yaffe, doctora en medicina, la investigadora principal del estudio; examinó la trayectoria de fumar en adultos del estudio Coronary Artery Risk Development in Young Adults (n=3,364; edad media 50.1±3.6) durante 25 años para determinar el vínculo con la función cognitiva.

Los investigadores descubrieron que, comparados con los no fumadores, los fumadores "adictos y estables" tenían entre 1,5 y 2,2 más probabilidad de tener deterioro cognitivo, mientras que los "ex fumadores" y los fumadores "mínimos y estables" no tenían un mayor riesgo. También detectaron que una exposición acumulada al humo en la gente que fumó un paquete al día durante más de 10 años estaba asociada a una función cognitiva deficiente. Se observó deterioro cognitivo en fumadores desde los 40.

"Nuestros hallazgos demuestran que fumar en edad adulta temprana hasta mediana edad podría estar asociado con deterioro cognitivo más precoz del esperado", comentó Bahorik. "Esto se añade al conjunto de pruebas acumuladas que demuestran que fumar de manera continuada tiene un impacto negativo en varios aspectos de la salud y enfatiza los beneficios de dejarlo". 

El trastorno con el consumo de alcohol en veteranas aumenta el riesgo de demencia
El trastorno con el consumo de alcohol es el trastorno de consumo de sustancias más común en personal militar y se trata de una creciente epidemia entre las mujeres, según del Comité sobre la Prevención, el Diagnóstico, el Tratamiento y la Gestión de Trastornos con el Consumo de Sustancias en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. El trastorno con el consumo de alcohol; caracterizado por los Institutos Nacionales de Salud (NHI) como uso compulsivo de alcohol, pérdida de control en la ingesta de alcohol y síntomas de abstinencia cuando no se consume; afecta a 16 millones de americanos (cifra estimada). Un equipo que destaca a las Doctoras Bahorik y Yaffe de la Universidad de California, San Francisco, estudió cómo el trastorno con el consumo de alcohol puede aumentar el riesgo de demencia en veteranas.

Las investigadoras estudiaron a 2207 veteranas con trastorno con consumo de alcohol y a 2207 veteranas sin el trastorno, todas mayores de 55 años en centros médicos de Oficinas de Salud para ex combatientes desde octubre de 2004 hasta septiembre de 2015. Ninguna mujer padecía demencia en la referencia. Durante un seguimiento medio de 3,6 años, el 4% de veteranas con trastorno con consumo de alcohol desarrolló demencia comparadas con el 1% de veteranas sin trastorno con consumo de alcohol. Tras ajustar el resultado teniendo en cuenta la demografía, trastornos psiquiátricos y comorbilidades médicas, las mujeres con trastorno con consumo de alcohol tenían un aumento de más de triple en el riesgo de desarrollar demencia comparadas con mujeres sin trastorno con consumo de alcohol. 

"Este estudio destaca la necesidad de tener en cuenta el consumo de alcohol, en especial el trastorno con consumo de alcohol, cuando se evalúa el perfil de riesgo de padecer demencia", comentó Bahorik. "También enfatiza la necesidad de tener programas y servicios que aborden los crecientes problemas de trastornos con consumo de alcohol y demencia en mujeres".

Acerca de AAIC
La conferencia Alzheimer's Association International Conference (AAIC) es la mayor reunión del mundo de investigadores de todo el mundo centrados en Alzheimer y otras demencias. AAIC, que es parte del programa de investigación de Alzheimer´s Association, es el catalizador para generar conocimiento nuevo sobre demencia y fomentar una comunidad de investigación vital y colegiada.
Página de inicio de AAIC 2019:www.alz.org/aaic/

Sala de prensa de AAIC 2019:www.alz.org/aaic/pressroom.asp

Acerca la Alzheimer's Association ®
La Alzheimer's Association es la organización voluntaria de salud líder en cuidado, ayuda e investigación de Alzheimer. Nuestra misión es eliminar la enfermedad de Alzheimer gracias al progreso de la investigación, ofrecer y mejorar el cuidado y la ayuda a todos los afectados, y reducir el riesgo de demencia mediante la promoción de salud mental. Nuestra visión es un mundo sin Alzheimer. Visite alz.org o llame al 800.272.3900.

Logotipo - https://mma.prnewswire.com/media/946686/Azheimers_Association_Logo.jpg

 

Voltar noticias em Espanhol