La Federación de Arroz de Camboya (CRF) urge a la UE a proteger el modo de vida de medio millón de familias

La Federación de Arroz de Camboya (CRF) urge a la UE a proteger el modo de vida de medio millón de familias

PR Newswire

PHNOM PENH, 22 de agosto de 2019

Una dosis de realidad: la Federación de Arroz de Camboya (CRF) urge a la Unión Europea a proteger el modo de vida de medio millón de familias

PHNOM PENH, 22 de agosto de 2019 /CNW/ - En los primeros seis meses de 2019, Camboya ha exportado más de 93.000 toneladas de arroz a la Unión Europea (UE). Eso es mucho arroz, pero solo constituye casi la mitad de lo que se exportó durante el mismo período en 2018. A principios de este año, la UE impuso impuestos al arroz camboyano para proteger a sus productores nacionales. Esto ha tenido un gran impacto en la mayoría de las 500.000 familias de Camboya que se ganan la vida cultivando arroz jazmín y aromático de grano largo, a pesar de que estas variedades tienen especificidad geográfica y no compiten directamente con los productos cultivados en la UE.

Y por si esto no fuese poco, la UE está considerando la retirada de su programa "Todo menos armas" (EBA, por sus siglas en inglés). Este acuerdo comercial permite que las mercancías de Camboya y otros países en vías de desarrollo entren en la UE libres de impuestos y aranceles. Los legisladores de la UE están amenazando con dar por finalizado el acuerdo como medida de presión por las reformas políticas llevadas a cabo en Camboya. Este ataque político podría causar prácticamente la destrucción de un sector y un estilo de vida.

Desde 2001, el EBA no solo ha facilitado el movimiento de mercancías para Camboya, sino que también ha ofrecido una plataforma segura desde la que toda una economía ha podido beneficiarse del crecimiento y la prosperidad de un mercado mundial cada vez más exigente.

La producción del arroz camboyano cumple con todas las normativas internacionales y la Federación de Arroz de Camboya (CRF, por sus siglas en inglés) apoya a los productores cuyos programas están diseñados para fomentar prácticas agrícolas éticas, responsables y sostenibles. El objetivo es promover un sistema que sea justo y que aporte beneficios evidentes a los agricultores.

En concreto, Camboya está expandiendo rápidamente las plantaciones que siguen la normativa de la Plataforma de Arroz Sostenible (SRP, por sus siglas en inglés). Estas variedades se cultivan bajo condiciones estrictas que cumplen con los certificados de comercio justo y estándares del producto. El arroz orgánico (SRP), según las especificaciones de la UNEP y el Instituto Internacional de Investigación del Arroz (IRRI, por sus siglas en inglés), está libre de las toxinas procedentes de los fertilizantes y pesticidas comerciales. Se produce con métodos de cultivo respetuosos con el medio ambiente y prácticas laborales justas. Entre los múltiples beneficios que aporta a las comunidades agrícolas se incluyen la mejora de oportunidades para las mujeres y una estrategia para la adaptación efectiva al cambio climático.

Sin el EBA, estos esfuerzos caerán en saco roto. La CRF urge a la UE a proteger el modo de vida de medio millón de familias, así como el trabajo realizado para ganarse su respeto, el de los consumidores y el de aquellos a quienes servimos.

Antes de actuar es necesario conocer la realidad.

Acerca de CRF: http://www.crf.org.kh/?page=front&lg=kh&lg=en

Contacto de Medios: Secretariado de CRF, secretario general: Sr. Lun Yeng, teléfono: +855 17 728 728, correo electrónico: lunyeng@gmail.com

Voltar noticias em Espanhol