Alliance for Safe Biologic Medicines revela en ESMO 2019 sus conclusiones de la encuesta sobre prescripción en Europa

Alliance for Safe Biologic Medicines revela en ESMO 2019 sus conclusiones de la encuesta sobre prescripción en Europa

PR Newswire

BARCELONA, España, 1 de octubre de 2019

BARCELONA, España, 1 de octubre de 2019 /PRNewswire/ -- La Alliance for Safe Biologic Medicines (ASBM) presentó esta semana sus conclusiones preliminares sobre una encuesta realizada a 575 responsables de recetar productos biológicos de seis países de Europa Occidental, en la que se trataron algunas cuestiones normativas de gran importancia, como por ejemplo las prácticas de sustitución con productos biosimilares, la notificación de acontecimientos adversos y los criterios de licitación de los gobiernos. El grupo lleva desde el año 2010 realizando encuestas rutinarias a médicos de 13 países con el objetivo de recabar datos empíricos que puedan servir de guía a los legisladores para aumentar la confianza de los facultativos en los productos biosimilares.

Los resultados se presentaron en un cartel y se debatieron en una sesión durante el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica 2019 (ESMO, por sus siglas en inglés, 2019). La encuesta se realizó a una representación proporcional de participantes de Francia, Alemania, Italia, España, Suiza y el Reino Unido pertenecientes a 10 campos de especialización: dermatología, endocrinología, gastroenterología, hematología oncológica, inmunología, nefrología, neurología, oncología, oftalmología y reumatología. Esta encuesta es igual a otra que ya realizó el grupo en 2013 entre un total de 479 prescriptores de Europa.

Una cuestión normativa abordada en la encuesta fue el control facultativo sobre las decisiones de tratamiento con productos biológicos, por ejemplo, la sustitución automática y el cambio de medicamento por razones no médicas. En un momento en el que los gobiernos de todo el mundo buscan la forma de controlar los costes sanitarios, el uso de biosimilares más económicos podría ser un instrumento eficaz. Pero, a diferencia de los medicamentos genéricos, los biosimilares no son copias idénticas del producto original. Por este motivo, la sustitución automática de productos biológicos es poco frecuente y, de hecho está prohibida en la mayoría de países de la Unión Europea.

«Con más de 13 años de experiencia recetando biosimilares, los médicos de Europa son los que mejor conocen y los que más familiarizados están con los productos biosimilares de todo el mundo», afirma Michael Reilly, director ejecutivo de ASBM y coautor del cartel. Si ya en la encuesta de 2013 el 76 % de facultativos dijo estar familiarizado con los biosimilares, en 2019 esta cifra ha aumentado al 90 %.

Reilly presentó el cartel en ESMO junto con su coautor, Andrew Spiegel, director ejecutivo de la Global Colon Cancer Association. «Los países que deseen copiar el éxito europeo con los biosimilares quizá encuentren dónde orientarse examinando estos resultados. Cabe resaltar que la cuestión de que el paciente y el médico mantengan el control de las decisiones de tratamiento —incluida la de cambiar a un paciente estable al tratamiento con biosimilares— ha cobrado más importancia desde que se hizo la última encuesta hace seis años», comentó Reilly.

Una gran mayoría de los encuestados (82 %) consideraba «Muy importante» o «Fundamental» decidir qué medicamento biológico dispensar a sus pacientes, porcentaje que ha aumentado con respecto al de 72 % reflejado en la encuesta de 2013. Por otro lado, el 84 % considera «Muy importante» o «Fundamental» conservar la autoridad a la hora de impedir una sustitución, cuestión que ha experimentado un aumento con respecto al 74 % en 2013.

Si bien un 84 % de facultativos no tenía problemas en recetar biosimilares a pacientes nuevos, esa confianza cae al 60 % cuando se trata de cambiar a pacientes estables a un producto biosimilar. El 58 % de los médicos no favorecía el cambio de pacientes a otros biosimilares por razones económicas ajenas a la salud. Si esa decisión la tomara un tercero, el 73 % de ellos no lo vería con agrado.

Para los prescriptores también era muy importante poder elegir entre varios medicamentos diferentes: en cuanto a la concesión de licitaciones públicas, la mayoría de encuestados (63 %) piensa que es «Muy importante» o «Fundamental» que se concedan las licitaciones a diversos proveedores. El 83 % considera que es «Muy importante» o «Fundamental» que las licitaciones nacionales tengan en cuenta otros factores aparte del precio.

Spiegel destacó: «Aunque no tienen problemas en recetar biosimilares, los médicos de Europa quieren tener varias opciones entre las que elegir para así tomar las mejores decisiones para sus pacientes desde el punto de vista médico, ya sea en favor del producto original o un biosimilar».

ASBM hará públicas sus conclusiones íntegras sobre la encuesta a lo largo de una serie de reuniones que mantendrá con legisladores de Europa este otoño. En ellas se ofrecerán los datos específicos de cada país a varios ministerios nacionales de salud, tal y como ya se hizo con la encuesta de ASBM de 2013.

Contacto: Media@safebiologics.org 

Voltar noticias em Espanhol