La nacionalidad francesa sigue siendo la mejor del mundo

La nacionalidad francesa sigue siendo la mejor del mundo

PR Newswire

LONDRES, 20 de noviembre de 2019

La nacionalidad francesa sigue siendo la mejor del mundo, mientras que el Brexit británico arriesga el poder sufrir una caída considerable

LONDRES, 20 de noviembre de 2019 /PRNewswire/ -- Los ciudadanos franceses pueden estar orgullosos de que su nacionalidad haya vuelto a ser considerada otra vez como la mejor del mundo, mientras que para los ciudadanos de Reino Unido, las ramificaciones de un Brexit 'duro' podrían hacer que se hundiera la calidad de su nacionalidad, pasando de un octavo puesto a nivel mundial, hasta el puesto número 56 (la posición actual de China). Esto es según los últimos descubrimientos del Kälin and Kochenov's Quality of Nationality Index (QNI), que es la única clasificación que mide de forma objetiva y clasifica a todas las nacionalidades del mundo acerca de las categorías legales.

Manteniendo el primer puesto desde hace ya 8 años, Francia consiguió una puntuación de un 83,5% de un 100% posible — menos de un punto de porcentaje frente a Alemania y los Países Bajos, que se mantienen de forma conjunta n un segundo puesto con un 82,8%. La ventaja competitiva de Francia reside en su establecimiento superior de la libertad (atribuible sobre todo al antiguo imperio colonial del país).

Dentro del índice del top 10 de este año, Dinamarca está en tercer puesto con una puntuación de un 81,7%, mientras que Noruega y Suecia están empatadas en el cuarto puesto con un 81,5%. Los puestos entre el quinto y el décimo los ocupan Islandia, Finlandia, Italia, Reino Unido, Irlanda y España, en ese orden.

Estados Unidos ocupa el puesto 25 dentro del QNI con una puntuación de un 70,0% — con una clasificación de país relativamente pobre debido sobre todo al bajo establecimiento de libertad frente a los estados miembros de la UE. China se clasificó en el puesto 56 — lo que supone una mejor de cuatro puestos frente al año pasad, y la Federación Rusa subió dos puestos hasta el puesto 62. Los EAU han mantenido su clasificación más elevada conseguida nunca, y se aseguran el puesto número 42. Las tres últimas nacionalidades del QNI de este año son Sudán del Sur, Afganistán y Somalia.

Es posible que el Brexit hunda la calidad de la nacionalidad de Reino Unido

Los países de la UE consiguen normalmente muy buenas puntaciones en QNI, debido normalmente al grado liberal de establecimiento de libertad permitido entre los estados miembros. Pese a ello, Reino Unido podría convertirse en la excepción a esta norma, con su actual posición en el puesto número 8 potencialmente en peligro si sale de la UE sin un acuerdo en marcha.

El profesor y doctor Dimitry Kochenov, profesor de derecho y autor de Citizenship, y el doctor Christian H Kaelin, presidente de Henley & Partners y autor de Ius Doni, son los creadores conjuntos del índice. El profesor Kochenov explicó: "Reino Unido puede establecer finalmente un récord mundial en términos de debilitar profundamente la calidad de su nacionalidad sin tener que atravesar ningún conflicto violento. Dependiendo de los resultados del Brexit, Reino Unido podría verse a sí mismo cayendo del grupo de élite de las nacionalidades de 'calidad muy elevada' y pasar a formar parte del grupo de 'alta calidad'. Un Brexit realmente 'duro' podría producir que Reino Unido tuviese una nacionalidad que no concede a los británicos un establecimiento o derechos laborales en ninguna de las jurisdicciones de la UE o de Suiza, Noruega e Islandia: una colección de los lugares más desarrollados de la Tierra, disminuyendo de forma considerable la calidad de su propia nacionalidad de forma irrevocable".

Aunque sea poco probable, en el escenario del peor de los casos y profundizando en la crisis económica causada por el Brexit, Reino Unido podría caer aún más y dentro de grupo de la 'calidad media' junto a China y Rusia.

El doctor Kaelin destacó que el índice es muy relevante para las personas y también de cara a los gobiernos. "Queda claro que nuestras nacionalidades presentan un impacto directo en nuestras oportunidades y en nuestra libertad para viajar, hacer negocios y vivir más, con más salud y disfrutando de unas vidas más recompensantes. La realidad que el QNI describe es en muchos aspectos injusta y desafortunada: en la mayoría de las circunstancias, nuestra nacionalidad desarrolla un papel importante para establecer un techo muy irracional para nuestras aspiraciones".

Descargue el informe completo QNI 

Contactos para medios
Sarah Nicklin
Responsable de grupo senior de RR.PP.
sarah.nicklin@henleyglobal.com 

 

Voltar noticias em Espanhol